04 - LA MOTIVACIÓN TERAPÉUTICA NEGATIVA Y LA ALIANZA TERAPÉUTICA NEGATIVA. Jack Novick

RESUMEN



Freud describió la reacción terapéutica negativa como uno de los muchos factores que llevaban al fracaso o a un tratamiento prolongado. En este trabajo se identifica otro factor que contribuye al fracaso del tratamiento: la motivación terapéutica negativa, que existe desde mucho antes de que conozca el paciente al analista o sepa de qué trata el análisis. La motivación terapéutica negativa es el deseo inconsciente de comenzar un análisis o terapia con el fin de conseguir que el analista fracase. Esta motivación forma parte de todo tratamiento, sin importar la gravedad o tipo de patología. Sin embargo el fenómeno es más visible en ciertos tipos de paciente, como aquellos que tengan trastornos masoquistas graves, y también a ciertas edades como la adolescencia. A través de distintas viñetas, particularmente de casos de adolescentes con tendencias suicidas, se muestra la necesidad que tiene el paciente de hacer fracasar al analista para poder mantener una imago idealizada de una madre amante, amada y omnipotente. Esto se mantiene a través de la exteriorización y desplazamiento en el analista de partes del self y del objeto investidas negativamente. La motivación terapéutica negativa la comparten madre y paciente. Ambos buscan ayuda para hacer que otros fracasen. La motivación terapéutica negativa es una repetición de una pauta establecida en la cual madre e hijo destruyen el significado de cualquier otro objeto que no sea la madre. En la mayoría de los casos descritos en este trabajo, la motivación terapéutica negativa está relacionada con el fenómeno del «padre ignorado». La necesidad defensiva de mantener la ilusión de una díada placer purificado, y la incapacidad del paciente y de la madre de sobrepasar el estado de omnipotencia diádica son la base de la motivación terapéutica negativa.

El terapeuta debe aprender también a modificar y adaptar las fantasías de omnipotencia; las cuestiones de omnipotencia o impotencia terapéutica pueden influir en la necesidad del paciente de hacer que el terapeuta fracase, y dar lugar a una alianza terapéutica negativa. Sugiere el autor que el análisis puede brindar a los pacientes la experiencia que el fracaso no lleva a la destrucción, y que al igual que con «la madre suficientemente buena», el fracaso puede llevar a un crecimiento y desarrollo positivo.



Necesitas estar identificado para poder descargar el artículo completo

ASOCIACIÓN PSICOANALÍTICA DE MADRID | C/ Juan Bravo 10 - 4º - 28006 Madrid | 91 431 05 33 | apma@apmadrid.org
Aviso Legal