ÚLTIMAS NOTICIAS

Ángel Juan Garma Zubizarreta

in Array

Ángel Juan Garma Zubizarreta  (Bilbao 1904 - Buenos Aires 1993)

Nació en Bilbao el 24 de junio de 1904,  Entre 1921 y 1927  estudia medicina en la universidad central de Madrid. Su vida estudiantil y los primeros pasos de su formación profesional e intelectual, se desarrolla entre la Facultad de Medicina y la Residencia de Estudiantes.
   En la Facultad tuvo oportunidad de formarse con maestros de la talla de Santiago Ramón y Cajal, Juan Negrín, Juan de Madinaveitia y Gregorio Marañón, con quien llevó a cabo su formación clínica durante cuatro años, como alumno interno, y con el que mantuvo una relación de amistad que se prolongaría durante muchos años. En esta época la neurología y la psiquiatría forman parte de sus intereses más inmediatos, por lo que al no existir cátedra universitaria de psiquiatría, realiza su formación en el Sanatorio Psiquiátrico de Ciempozuelos en la provincia de Madrid, que por aquel entonces dirigía José  Miguel Sacristán, fundador y codirector de Archivos de Neurobiología revista donde más tarde publicaría sus primeros escritos psicoanalíticos
     Entre 1924- 25 coincidiendo con una estancia de sus padres en Viena, vive en la Residencia de Estudiantes, estancia que según el mismo dijo fue decisiva en su formación vital y su orientación intelectual y profesional, ya que tuvo como compañeros a García Lorca, Salvador Dalí, Severo Ochoa, José Solís…
     A finales de 1927 viaja a Alemania a completar su formación psiquiátrica, donde en un primer momento, realiza  una formación psiquiátrica tradicional, al año conoce a Michaelina Fabian, quien le introduce en el Instituto psicoanalítico de Berlín, dirigido por Marx Eitingon a quien Garma manifiesta su interés en adquirir una formación psicoanalítica, y así entre 1929 y 1931 se analiza con Theodor Reik, y asiste a los cursos y seminarios de el Instituto  Comienza a publicar sus artículos el primero “Cómo se estudia el psicoanálisis” en la revista de Archivos de Neurobiología, publicado en 1930, este articulo persigue la divulgación del Psicoanálisis en la España de los años veinte, y marca la entrada del psicoanálisis ortodoxo en nuestro país. Posteriormente imparte una conferencia que publica en Die Psichoanalystische Bewegung (El movimiento psicoanalítico) y en los Archivos de Neurobiología, “Interpretación psicoanalítica de un gesto de Santa Teresa”. Un año más tarde la tarea divulgativa que se había propuesto vuelve a tener cabida en los archivos, con el articulo “La transferencia afectiva en el psicoanálisis”. En 1931 a los 27 años con motivo de su entrada como miembro en el Instituto Psicoanalítico de Berlín, presenta ante dicho instituto y publica también en Archivos, “La realidad del ello en la esquizofrenia”. En 1931 vuelve a Madrid, donde pone una consulta privada de psicoanálisis, pero en esa época la actitud de la medicina y psiquiatría española hacia el psicoanálisis era bastante desfavorable y a pesar de contar con ilustres amigos de la Residencia él mismo comenta años más tarde las dificultades sufridas. Gregorio Marañón le brindó la posibilidad de dictar las “Conferencias prácticas sobre psicoanálisis “ en el hospital lo que le valió para recibir numerosas críticas. Pero las reticencias hacia el Psicoanálisis no le impiden incorporarse a la comunidad de psiquiatras más activos del momento, en el consejo de redacción de los Archivos de Neurobiología, llegándose a ocupar de la secretaria de redacción en 1932. En 1933 Jerónimo Molina, Mariano Bustamante y José Solís inician con Garma un análisis didáctico, configurándose un primer conato de escuela psicoanalítica española.
     Se convierte en miembro activo de la Asociación Española de Neuropsiquiatras y de la Sociedad de Neurología y Psiquiatría de Madrid, y colabora con la Liga de Higiene Mental. Durante esta época se convierte en un autor muy prolífico, y su obra aparece dispersa en numerosas publicaciones que se pueden agrupar en primer lugar los trabajos destinados a presentar consideraciones generales sobre aspectos de la teoría y la práctica psicoanalítica, como son en 1932 “Consideraciones generales sobre el inconsciente en psiquiatría” en Siglo médico. “El sueño. Consideraciones psicoanalíticas” en Archivos de Medicina, Cirugía y Especialidades, y “Consideraciones psicoanalíticas sobre la vida sexual” en Archivos de Neurobiología. Todos ellos son artículos de divulgación en los que intenta que los médicos españoles se familiaricen con el lenguaje psicoanalítico y las nociones teóricas. A este grupo habría que añadir otros de similar tono publicados en La Medicina Ibera, Anales de Medicina Interna, Los tratamientos actuales, etc.
    En segundo lugar estarían los que tiene que ver con una visión psicoanalítica de la infancia, publicados en revistas pedagógicas: “La higiene mental en la infancia. Consideraciones psicoanalíticas” y “Los sueños de angustia en la infancia” “psicología de la aclaración de la sexualidad en la infancia”.
    En 1933 obtiene una plaza de psiquiatra en las instituciones del Tribunal Tutelar de Menores, por esta época publica también “Crimen y Castigo. Contribución al estudio del psicópata delincuente”
      En 1935 también en Archivos de Neurobiología publica “Paranoia y Sexualidad”, en el mismo año en una revista de Ginecología publica “El factor psíquico en la etiología de las gestosis”, este es el primer trabajo suyo en el que se abordan los problemas psicosomáticos, que posteriormente resulta ser uno de los principales núcleos de su interés. En el mismo año obtiene el nombramiento de miembro titular de la Asociación psicoanalítica Alemana en reconocimiento a su labor como psicoanalista en España. Ese mismo año el fondo editorial de Archivos de Neurobiología publica en forma de libro una recopilación de casi todos sus trabajos “El Psicoanálisis, la neurosis y la sociedad “ es el primer libro de psicoanálisis publicado por un autor español.
     En el verano de 1936  el ambiente social y la situación política que se vivía en España, le animaron  a adelantar sus vacaciones unas semanas, cruza la frontera y sale de un país al que no volvería 16 años mas tarde y en el que no volvería a establecerse nunca.
    Se traslada entonces a París para establecerse como psicoanalista, comienza a ejercer su profesión y entra en contacto con el Instituto psicoanalítico de París, donde es aceptado rápidamente y entabla amistad con María Bonaparte, presidenta de la Asociación psicoanalítica Francesa, pronuncia una conferencia en dicha Asociación que publica más tarde sobre la figura y la obra de Arthur Rimbaud que utiliza para ofrecer una patobiografía, nunca volvió sobre este género aunque sí encontró en la literatura elementos para argumentar sus teorías así  el Segismundo de La vida es sueño, le sirvió para ilustrar su teoría de los sueños; el protagonista de Martin Fierro para estudiarla manía; Maximiliano Rubín de Fortunata y Jacinta para las cefaleas y el Lucas de la úlcera de J.A. Zunzunegui para la úlcera gastroduodenal.
     Es en París donde conoce a Celes Ernesto Cárcamo médico argentino, que se encontraba en París haciendo su análisis y pretendía de vuelta a Buenos Aires ejercer y difundir el Psicoanálisis, este encuentro es fundamental tanto para Garma como para el futuro movimiento psicoanalítico argentino.
En 1937 renuncia a seguir siendo miembro titular de la Asociación psicoanalítica Alemana, debido a la situación que el nazismo está imponiendo y que pasaba por la expulsión de los psicoanalistas judíos, tras dicha renuncia fue aceptado en la asociación psicoanalítica Internacional que tenía su sede en Londres. Nuevamente los Garma vuelven a huir de la guerra, y deciden elegir Buenos Aires, nada tiene de extraño ya que sus padres habían vivido allí durante años, allí también había fallecido su padre biológico en extrañas circunstancias cuando Garma contaba con la edad de tres años, allí vivían algunos de sus hermanos a lo que se añadía su amistad con Cárcamo. En 1954 acaba teniendo la nacionalidad argentina el ambiente psicoanalítico que se encuentra está encabezado por Pichón Riviere, médico del hospicio de las Mercedes y por Arnaldo Rascovsky clínico del Hospital de Niños de Buenos Aires y Celes Ernesto Cárcamo amigo de él que llega unos años después,. Tuvo que cumplir con una serie de requisitos académicos y burocráticos, como examinarse de nuevo de todas las asignaturas de Medicina, ya que no era posible convalidar su título, consiguiendo la Licenciatura en 1940 y el doctorado con su tesis, psicoanálisis de los sueños, donde presenta su propia “Teoría de la génesis traumática de los sueños”
Garma, Pichón Riviere, Rascovsky y Cárcamo  coinciden en Buenos aires en 1939 y a finales de ese año se reúnen junto con algunos colaboradores para valorar la posibilidad de crear un grupo de psicoanálisis que cristaliza la fundación de una asociación oficial,  son los que constituirán el núcleo fundador de la Asociación Psicoanalítica Argentina, pero antes tiene una ardua tarea ya que los únicos analizados eran Cárcamo y Garma, tuvieron que analizar a los colegas Racovsky, Pichon Riviere, Wencemblat, Luisa Gambier, Alberto Tallaferro etc. con los que en 1942 se funda la Asociación psicoanalítica Argentina, con Ángel Garma como presidente y tesorero y Cárcamo como secretario y director de publicaciones, en este tiempo redacta y publica  otro libro general y programático  “El Psicoanálisis Presente y perspectivas” 
En 1943 se crea una colección de monografías que se llamarán “Biblioteca de psicoanálisis” y la revista de Psicoanálisis. En 1943 publica otro libro importante “Sadismo y masoquismo en la conducta humana”. Un año más tarde en el  congreso de la sociedad de Neurología y Psicoanálisis celebrado en Buenos Aires, presenta una ponencia sobre  “Psicogénesis de la úlcera péptica”, que también presenta en el XVI congreso Psicoanalítico Internacional celebrado en Zúrich donde conoce a la que será  su segunda esposa Elisabeth Goode, inglesa su compañera inseparable y gran apoyo durante la segunda mitad de su vida, y a la que junto con Arminda Aberastury,  esposa de Pichón Riviere se las considera  introductoras del psicoanálisis infantil en Argentina, así como de su institucionalización al fundar el departamento de niños de la Asociación Psicoanalítica Argentina en 1974 .
Durante los años cincuenta y sesenta su actividad es frenética en viajes y congresos cursos tec. En 1952 en uno de sus viajes por Europa, visita España por primera vez desde 1936, y es precisamente en el servicio de Marañón donde 20 años antes había pronunciado su primer curso donde vuelve a hablar de psicoanálisis. A este viaje siguen otros en 1955 y en 1957 donde entra en contacto con el Grupo de estudios psicoanalítico de Madrid.
Es importante destacar la influencia que Garma y la asociación psicoanalítica argentina tuvieron en la refundación del psicoanálisis en España tras la Guerra Civil, ya que en 1948 Ramón del Portillo y Jerónimo Molina escriben a Garma para que les oriente sobre la posibilidad de llevar a cabo una formación psicoanalítica adecuada, Garma les recomienda la Asociación psicoanalítica alamana y portillo viaja a Alemania donde se analiza con Margarita Steinback, colega de Garma durante sus años de formación, pero la idea de estos dos psiquiatras no era sólo llevar a cabo una formación individual, sino sentar las bases para una Asociación por lo que proponen a Steinback que se traslade a España para trabajar como analista, lo que acepta tras conversación con Garma.
Durante sus años de madurez su obra sigue aumentando pero es a destacar su interés por la medicina Psicosomática, sus libros “Génesis psicosomática y tratamiento de ulceras gástricas y duodenales” en 1954,  traducido al inglés y francés, y “Psicoanálisis de los ulcerosos” en 1969 son un exponente claro de su interés. En esta misma línea en 1972 publicará “Psicoanálisis del dolor de cabeza”.
Con todo este bagaje científico e institucional el prestigio de Ángel Garma, fue reconocido internacionalmente. Su influencia en el movimiento psicoanalítico español y latinoamericano es innegable, llegando a ser miembro de honor de la mayoría de las asociaciones psicoanalíticas En 1983 fue nombrado Vicepresidente de Honor de la Asociación psicoanalítica Internacional y en 1989 recibió la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil de España, no es raro que el Instituto de Psicoanálisis de la asociación psicoanalítica Argentina lleve su nombre.
En 1985 afectado de una enfermedad de Parkinson abandona toda actividad profesional y el 29 de Febrero de 1993 a los 88 años fallece en la ciudad de Buenos Aires.